60 edificantes versículos de la Biblia para maestros [con imágenes]



60 Uplifting Bible Verses

Versículos de la Biblia para el aprecio de los maestros.

Maestros versículos de la Biblia. Profesores son un importante parte de desarrollando nuestras habilidades en nuestro primeros pasos por la vida - ellos son los que dar una dirección a lo que estaremos en el futuro por ayudándonos forman los primeros valores que nos diferenciarán del resto de personas que nos rodean. Pensando en agradeciendo los profesores te traemos el mejores versos sobre maestros .

Escrituras alentadoras para maestros



Y a unos puso Dios en la iglesia, primero apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, después milagros, luego dones de sanidades, ayudas, gobiernos, diversidad de lenguas. (1 Corinthians 12:28)

Te instruiré y te enseñaré el camino por donde andarás; te guiaré con mis ojos. Salmo 32: 8

Los profesores nos dan un empujón para encontrar el verdadero camino, ellos son los que están ahí para asesorarnos cuando más lo necesitamos, si tienes la gracia de encontrar un profesor con estas características, valóralo mucho porque los que de verdad hacen su profesión una forma de vida son pocos.

Instruye al niño en el camino que debe seguir: y cuando sea viejo, no se apartará de él. Proverbios 22: 6

Hay muchos maestros en el mundo, pero pocos son los que nos enseñan de buena fe. Puede distinguir muy claramente a los buenos maestros de los malos identificándolos por cómo nos tratan y si están comprometidos con sus enseñanzas de corazón.

Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia. 2 Timoteo 3:16

Los textos bíblicos son revelaciones de Dios que contienen mandamientos para nosotros, que somos ovejas del rebaño del Padre Celestial; al seguir los mandamientos, caminaremos en una dirección sin grietas en el camino.

No os dejéis llevar por doctrinas diversas y extrañas. Porque bueno es que el corazón esté afianzado por la gracia; no con carnes, que no les han beneficiado a quienes se han ocupado en ellas. Hebreos 13: 9

Dado que el mundo es libre podemos encontrar diversas enseñanzas que pueden ir de lo simple a lo extraño, pero no debe ser así como creyentes de Dios y su amor heredado a través del tiempo debemos seguir su camino de luz.

Versículos de la Biblia para maestros

¿Qué tal compartir algunos versículos de la Biblia para animar a quienes están directamente involucrados en el ministerio de la Palabra? A continuación, hemos seleccionado algunos versículos para este propósito:

Los sabios, entonces, brillarán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan justicia a muchos, como las estrellas siempre y para siempre. (Daniel 12:3)

El discípulo no es superior a su maestro, pero el perfecto será como su maestro. (Lucas 6:40)
Y a mi pueblo se le enseñará a distinguir entre lo santo y lo profano, y les hará discernir entre lo impuro y lo puro. (Ezequiel 44:23)
Educar al niño en el camino que debe seguir; e incluso cuando envejezcas, no te desviarás de él. (Proverbios 22.6)
Nunca dejo de dar gracias a Dios por ti, recordándote en mis oraciones. (Efesios 1:16)
Cualquiera que viole uno de estos mandamientos, por pequeño que sea, y así enseñe a los hombres, será llamado el más pequeño en el reino de los cielos; pero el que las cumpla y las enseñe, grande será en el reino de los cielos. (Mateo 5:19)
Por tanto, amados hermanos míos, sed firmes y constantes, siempre abundantes en la obra del Señor, sabiendo que vuestra obra no es en vano en el Señor. (1 Corinthians 15:58)
Más bien, santifiquen al Señor Dios en sus corazones; y estar siempre dispuesto a responder con mansedumbre y temor a todo el que te pregunte por la razón de la esperanza que hay en ti, teniendo buena conciencia, para que cuando hablen mal de ti, como de los malhechores, los que blasfeman contra tu bien. teniendo en Cristo. (1 Pedro 3: 15-16)
Entonces, teniendo diferentes dones, según la gracia que se nos ha dado, si es profecía, sea según la medida de la fe; si es un ministerio, sea en el ministerio; si es enseñar, dedíquese a enseñar. (Romanos 12: 6-7)

- Romanos 12: 6-7.



Y él mismo dio unos a los apóstoles, y otros a los profetas, y otros a los evangelistas, y otros a los pastores y doctores, queriendo el perfeccionamiento de los santos, para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y al conocimiento del Hijo de Dios, el hombre perfecto, a la medida de la estatura completa de Cristo, de modo que ya no seamos niños inestables, llevados por todos los vientos de doctrina, mediante el engaño de hombres que engañan astutamente y fraudulentamente. (Efesios 4: 11-14)
Te da todo, por ejemplo, de buenas obras; en la doctrina muestra incorrupción, seriedad, sinceridad, lenguaje sano e irreprochable, por lo que el oponente se avergüenza, no teniendo nada malo que decir de nosotros. (Tito 2: 7-8)
La palabra de Cristo permanece en ustedes con abundancia, con toda sabiduría, enseñándoles y amonestándose unos a otros, con salmos, himnos y cánticos espirituales, cantando al Señor con gracia en su corazón. (Colosenses 3:16)
Cíñete a las instrucciones y no las dejes ir; guárdalo, porque es tu vida. (Proverbios 4:13)
Porque estableció un testimonio en Jacob, y puso una ley en Israel, la cual dio a nuestros padres para que la dieran a conocer a sus hijos; para que lo supiera la generación venidera, los niños que nacieron, que se levantarían y se lo contarían a sus hijos. (Salmo 78: 5-6)
Por tanto, vayan, hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todas las cosas que les he enviado; y he aquí, estoy contigo todos los días, hasta el fin de los tiempos. Amén. (Mateo 28: 19-20)
Como nada, por útil que sea, he dejado de anunciarte, y de enseñar públicamente y a través de los hogares. (Hechos 20:20)
Finalmente, hermanos, os suplicamos y exhortamos en el Señor Jesús, que, como habéis recibido de nosotros, cómo conviene andar y agradar a Dios, así andad, para que progreséis cada vez más. Porque sabes bien los mandamientos que te hemos dado por medio del Señor Jesús. (1 Tesalonicenses 4: 1-2)
Que prediques la palabra, exhortes a tiempo y fuera de tiempo, palabras, reprensiones, exhortaciones, con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá el tiempo en que no soportarán la sana doctrina; pero, teniendo comezón en los oídos, los médicos se amontonarán para sí mismos de acuerdo con sus propias concupiscencias. (2 Timoteo 4: 2-3)

Versículos de la Biblia para animar a los maestros.

Salmo 32: 8
Yo te enseñaré y te instruiré en el camino que debes seguir; Seré tu consejero y mis ojos estarán puestos en ti.

Lucas 6:40
Ningún discípulo está por encima de su maestro; para ser perfecto debe ser como su maestro.

Proverbios 22: 6
Instruye a un niño en el camino que debe seguir, porque no se apartará de él cuando sea mayor.

Deuteronomio 32: 2
Deja que mi doctrina caiga como la lluvia. Sea mi palabra como el rocío, como la llovizna sobre la hierba, como las gotas de lluvia sobre el césped.

Mateo 5:19
Por tanto, si alguno descuida uno de estos mandamientos más pequeños y así lo enseña a los hombres, muy pequeño será en el reino de los cielos; pero cualquiera que practique y enseñe, éste será grande en el reino de los cielos.

2 Timoteo 2:15
Mira cómo te presentas a Dios, probado como un obrero que no necesita avergonzarse, distribuyendo sabiamente la palabra de verdad.

1 Corinthians 15:58
Por tanto, amados hermanos míos, estad firmes, inmutables, abundando siempre en la obra del Señor, sabiendo que vuestra labor en el Señor no es en vano.

1 Pedro 3:15
Pero glorifiquen a Cristo el Señor en sus corazones, y estén siempre dispuestos a dar cuenta de su esperanza a todo el que les pida.

1 Crónicas 25: 8
Fueron dibujados en todas las clases sin respeto por las personas, jóvenes y viejos, hábiles y menos hábiles.

Mateo 10:24
El discípulo no está por encima del maestro, ni el siervo por encima de su maestro.

Romanos 12: 6-7
Porque tenemos dones diferentes según la gracia que se nos ha dado, ya sea profecía, según la medida de la fe, o ministerio, para servir; o el que enseña, en la enseñanza.

Juan 13:13
Me llamas Maestro y Señor, y dices bien, porque de verdad lo soy.

1 Timoteo 4:11
Esto lo predicarás y enseñarás.

Te haré entender y te mostraré el camino por el que debes andar;
Fijaré mis ojos en ti. Salmo 32: 8

El discípulo no está por encima de su maestro, pero todo el que se perfecciona será como su maestro. Lucas 6:40.

Entrena a un niño en el camino que debe seguir
E incluso cuando sea viejo, no se apartará de él. Proverbios 22: 6.

Mi enseñanza goteará como la lluvia;
Derramará mi razonamiento como el rocío;
Como la llovizna sobre la hierba,
Y como las gotas sobre la hierba Deuteronomio 32: 2

Por tanto, el que quebranta uno de estos mandamientos mínimos y así lo enseña a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; pero quien las haga y las enseñe, será llamado grande en el reino de los cielos. Mateo 5:19

Estudia para mostrarte aprobado a Dios, obrero que no tiene de qué avergonzarse, que divide correctamente la palabra de verdad. 2 Timoteo 2:15

Por tanto, amados hermanos míos, estad firmes, inmutables, abundando siempre en la obra del Señor, sabiendo que vuestra labor en el Señor no es en vano. 1 Corinthians 15:58

Pero santifiquen al Señor Dios en sus corazones, y estén siempre dispuestos a defender con mansedumbre y temor a todo el que les pida una razón de la esperanza que hay en ustedes.

Y echaron suertes para servir por turnos, entrando el pequeño con el grande, tanto el maestro como el discípulo. 1 Crónicas 25: 8

El discípulo no está por encima de su maestro, ni el siervo por encima de su maestro. Mateo 10:24

Entonces, teniendo dones diferentes según la gracia que se nos ha dado, ya sea profecía, profeticemos según la proporción de la fe; o ministerio, esperemos nuestra ministración; o el que enseña, al enseñar Romanos 12: 6-7

Hermanos míos, no se conviertan en maestros para muchos de ustedes, sabiendo que recibiremos mayor condenación. Santiago 3: 1

Por tanto, el que quebranta uno de estos mandamientos mínimos y así lo enseña a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; pero quien las haga y las enseñe, será llamado grande en el reino de los cielos. Mateo 5:19

Me llamas Maestro y Señor, y dices bien, porque así soy. Juan 13:13

Estas cosas mandan y enseñan. 1 Timoteo 4:11

Pues si yo, el Señor y Maestro, os he lavado los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros. Juan 13:14

Yo te enseñaré y te instruiré en el camino que debes seguir; Seré tu consejero y mis ojos estarán puestos en ti. Salmo 32: 8

Los profesores nos dan un empujón para encontrar el verdadero camino, ellos son los que están ahí para asesorarnos cuando más lo necesitamos, si tienes la gracia de encontrar un profesor con estas características, valóralo mucho porque los que de verdad hacen su profesión una forma de vida son pocos.

Porque se acerca el tiempo en que la gente no tolerará la sana enseñanza; pero según sus propias concupiscencias buscarán una multitud de maestros, enseñándoles sólo lo que oirán. 2 Timoteo 4: 3

Hay muchos maestros en el mundo, pero pocos son los que nos enseñan de buena fe. Puede distinguir muy claramente a los buenos maestros de los malos identificándolos por cómo nos tratan y si están comprometidos con sus enseñanzas de corazón.

Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar y reprender, para corregir e instruir en la justicia de vida, 2 Timoteo 3:16.

Los textos bíblicos son revelaciones de Dios que contienen mandamientos para nosotros, que somos ovejas del rebaño del Padre Celestial; al seguir los mandamientos, caminaremos en una dirección sin grietas en el camino.

No se deje engañar por enseñanzas diferentes y extrañas. Es mejor para nuestro corazón estar fortalecido en el amor de Dios que seguir las reglas sobre la comida; porque esas reglas nunca han sido útiles. Hebreos 13: 9

Dado que el mundo es libre podemos encontrar diversas enseñanzas que pueden ir de lo simple a lo extraño, pero no debe ser así como creyentes de Dios y su amor heredado a través del tiempo debemos seguir su camino de luz.

Contenido