Oraciones exitosas para la restauración del matrimonio después del adulterio

Successful Prayers Marriage Restoration After Adultery

Oraciones por la restauración del matrimonio después del adulterio . Oración por la infidelidad en el matrimonio.

Hoy dia, matrimonios están bajo masivo ataque . El matrimonio es el sacramento por el cual se unen un hombre y una mujer; es el comienzo de una familia . Estas oraciones son para dar gracias, por parejas casadas en crisis , pedir un feliz matrimonio . Espero que te sirvan.

¿Cuándo es el mejor momento para orar por el matrimonio?

Oraciones para detener el adulterio ,Puedes rezar esta oración cuando quieras. Pero te lo recomendamos (como nuestra sugerencia), hazlo de madrugada. Jesús se levantó muy temprano y fue a orar solo al monte. Aprovecha ese momento, en el silencio de la mañana, y reza con devoción el oración por los matrimonios .

El mundo mismo necesita los testimonios de matrimonios sanos y hermosos, está desesperado por esa luz.

Debemos crear una cultura que valore matrimonio y familia ; estas palabras deben pronunciarse con reverencia. El matrimonio y la familia son sacramentos sagrados del inestimable amor de Dios por el mundo.

Entonces, lo que Dios ha unido, no lo separe el hombre. (Marcos 10.9-10)

Nunca permita que nada ni nadie lo separe a usted y a su cónyuge. La oración por el matrimonio, si es posible, debe realizarse diariamente, pidiendo protección.

Oración por parejas con problemas

Jesús, aquí estamos, los dos frente a ti, como aquel día en que recibimos el sacramento del matrimonio. Como ese día, cuando bendijiste nuestro amor. Pero ahora Jesús, estamos derribados, secos, lejos de ti, sin el agua de tu amor. Y ahora nuestro gozo se ha secado, derrama sobre nosotros tu Espíritu Santo para que nos limpie, nos lave, nos restaure y nos renueve para que brote de nuevo ese amor que bendijiste.

Jesús, corta y libera toda esclavitud de ambos al pecado, quita todo espíritu de infidelidad, camina por nuestra familia, nuestro hogar, bendice a nuestros hijos, bendice nuestras vidas. Señor, permíteme ser lo que mi cónyuge anhela y que él / ella es lo que yo quiero. Señor, restaura ese sacramento poderoso que nos une. Sana, Jesús.

Jesús, que la Sagrada Familia se mude a mi casa, para que sepamos criar a nuestros hijos, al estilo de María y José, y para que nuestros hijos sean como tú. Envíanos tu Espíritu Santo para protegernos. Derrama tu preciosa sangre en este matrimonio, en el hogar, en la familia, cúbrenos con tu manto. Amén.

Oración de matrimonio

Señor, nos amamos, nos amamos mucho, aun sabiendo que no hay nada definitivamente logrado, pero que el amor se construye día a día, con silencios y palabras y sobre todo, con mucha acogida y perdón.

Cuando nuestro amor estaba madurando, te invitamos a nuestra boda. Era tan hermoso como en Caná. El sacramento permanente de tu presencia en nosotros nos ha hecho descubrir a lo largo de nuestra Vida conyugal que el agua de nuestra rutina se convierte en vino nuevo cuando nuestro amor

es genuinamente donación y dar cuando olvidamos lo que es mío

y el nosotros cuando tú con tu presencia nos conviertas en una comunidad de Vida y de amor. Amén.

Tener un buen matrimonio

Señor: Haz de nuestro hogar un lugar de tu amor.

Que no haya daño porque nos das entendimiento.

Que no haya amargura porque nos bendices.

Que no haya egoísmo porque Tú nos animas.

Que no haya rencor porque Tú nos perdonas.

Que no haya abandono porque estás con nosotros.

Que sepamos marchar hacia ti en nuestra vida diaria.

Que cada mañana amanezca un día más de dedicación y sacrificio.

Que cada noche encontremos más amor por parte de los esposos.

Señor, haz de nuestras vidas que quisiste unirte a una página llena de Ti.

Haz, Señor, de nuestros hijos lo que anhelas:

ayúdanos a educarlos y guiarlos en el camino.

Buscamos el consuelo mutuo.

Hagamos el amor otro motivo para amarte más.

Que hagamos nuestro mejor esfuerzo para ser felices en casa.

Que cuando amanezca el gran día de ir a encontrarte, nos concedas encontrarnos unidos para siempre en Ti.

Amén.

Oración dando gracias por el matrimonio

Señor, santo Padre, Dios omnipotente y eterno,

te damos gracias y bendecimos tu santo Nombre:

Has creado al hombre y a la mujer para que uno sea para el otro

ayuda y apoyo. Recuérdanos hoy. Protégenos y concédenos

que nuestro amor es un don y un don, a imagen de Cristo y de la Iglesia.

Ilumínanos y fortalécenos en la tarea de la formación de nuestros hijos,

para que sean auténticos cristianos y constructores de la

ciudad terrenal. Haznos vivir juntos por mucho tiempo, en alegría y paz,

para que nuestro corazón siempre se eleve hacia ti a través de tu Hijo en el Espíritu Santo, alabanza y acción de gracias. Amén.

Oración por el matrimonio

Oh Dios, nuestro Padre celestial, protégenos y bendícenos.

Profundiza y refuerza nuestro amor a diario. Concédenos por tu misericordia que no lleguemos a decirnos malas palabras.

Perdónanos y corrige nuestras faltas, y ayúdanos a perdonarnos siempre a nosotros mismos cada vez que sin darnos cuenta nos lastimamos unos a otros. Cuídanos y mantennos para que podamos estar físicamente bien, alerta de mente, tierno de corazón y devoto de espíritu.

Oh Dios, concédenos aspirar y dar y ser lo mejor para los demás. También te pedimos que llenes nuestro día a día de virtudes que solo tú puedes brindarnos. Y así, Señor, toma juntos nuestro amor y nuestra vida, que te sean alabado, que están al servicio de los demás.

Que estemos siempre unidos ante ti, en gozo y paz con la ayuda de Cristo, nuestro Señor. Amén.

Oración 2

Señor, Padre santo,

Dios omnipotente y eterno,

te damos gracias y bendecimos

tu santo Nombre: has creado

hombre y mujer

para que cada uno sea para el otro

ayuda y apoyo. Recuérdanos hoy. Protégenos y concédenos

que nuestro amor sea un

don y don, a imagen de Cristo.

Ilumínanos y fortalécenos en la tarea

de la formación de nuestros hijos,

para que sean auténticos cristianos

y constructores de la

ciudad terrenal. Haznos vivir

juntos durante mucho tiempo, en alegría y paz,

para que nuestros corazones

siempre puede elevarse hacia ti,

por tu Hijo en el Espíritu Santo,

alabanza y acción de gracias. Amén.

Recen juntos la oración por el matrimonio.

Acuerde (si es posible) realizar la oración por el matrimonio juntos. Es un acto de caridad que harás por tu relación. Dediquen tiempo a orar juntos. Recordemos que, rezando juntos como pareja, nada puede vencer las bendiciones que recibirán en su oración.

Esposos, entiendan que deben compartir su Vida con un ser más débil, como la mujer: trátenla con respeto debido a los coherederos de la gracia que la Vida da. De esta forma, nada será obstáculo para la oración. (1 Pedro 3.7)

Dios es uno contigo; Dios es amor; el matrimonio es amor . El amor perdura en todo lo que viene; no terminará. [Lea 1 Corintios 13,7-8]

Demos gracias a Dios por el don de nuestra pareja; estamos llamados a ser uno con ellos en el tiempo y la eternidad. Así que no dejes de hacer esta poderosa oración por los matrimonios; no te arrepentirás de hacerlo. El Señor te bendiga y te haga un matrimonio santo en el amor.

Testimonio de restauración matrimonial / Vieyra

Hace 20 años me casé porque estaba embarazada. Unos meses antes, mi esposo dejó embarazada a otra mujer. Nos hizo la vida imposible, durante años se mudó y regresó. Mi marido se dedicó a beber, a divertirse. Estuve enojado todo el tiempo, quejándome muchas veces con él, queriendo separarnos, vinieron los reproches, la falta de perdón, la idolatría de él.

Siempre fue así, una vida de pleitos. Quería y buscaba la palabra de Dios en muchos lugares, incluso me inscribí en grupos de la iglesia, pero cuando llegué a casa fue lo mismo, peleas, orgullo y falta de perdón de ambos lados. Con el tiempo mi esposo me fue infiel, sentí que mi mundo se acababa, quería quitarme la vida, lo intenté varias veces con medicinas y con un cuchillo. Le hizo lo mismo a mi esposo, llegó un momento en que me golpeó, fue una situación muy muy difícil. Mi vida fue según mi para sufrir y sufrir. Cada día alejaba más a mi esposo de mi lado. Tenemos tres hijas, las dos mayores lo vieron todo. Mi marido casi siempre llegaba borracho, era muy difícil.

Un día llegué a este hermoso grupo donde me enseñaron a amar a Dios. Valorarme a mí mismo. Dios es mi ayuda pronto. Hice todos los estudios que nos dieron, comencé a ser obediente, a depender de Dios. Hoy mi esposo y mis hijas me ven diferente, me dicen que he cambiado mucho. Ahora mi esposo está a mi lado, me abraza y dice que lamenta todo lo que hemos vivido. Lo he perdonado de todo corazón y me lo parece. Hay cosas que todavía están en proceso, pero sé que Dios nos va a restaurar a ambos por completo. Lo veo y lo creo porque tanto busqué vivir en paz y lo encontré con Dios que es tan grande y misericordioso. Está funcionando en mi familia. Su palabra dice clama a mí y yo te responderé y te enseñaré cosas que tú no sabes. ¡Todo es para la gloria de nuestro gran Rey de Reyes!
Solo me queda decirles que somos obedientes porque eso es lo que nuestro Dios quiere, que lo amamos a Él, solo a Él. Gracias hermanitas porque he aprendido mucho de cada una. Gracias Hna. Ana. Dios te bendiga.

Testimonios de matrimonios restaurados después del adulterio

Testimonio / Celeste

Soy cristiano y mi esposo aún no es creyente. Les cuento mi testimonio hasta el día de hoy, un año y cuatro meses después de que mi esposo dejó nuestra casa:
Por motivos laborales, mi esposo fue trasladado al interior del país y como familia íbamos todos juntos. Pasé muchos años de altibajos en mi matrimonio, pero nunca temí la infidelidad.

Un día tuvimos una pequeña discusión que fue el detonante para que todo esto sucediera. Mi esposo me reprochó mi falta de interés en él, que ayudaré a otros resolviendo sus problemas menos el mío, mi religión, que el amor murió, etc.
Varias situaciones, después me di cuenta de que le había sido infiel, pude poner mis manos al fuego por él, porque nunca demostró ser así, antes era muy hogareño, dedicado a su hogar, solo a su familia.

Conoció a una persona en el trabajo que sabía cómo sacarlo de su casa en solo tres meses. La destrucción de mi matrimonio fue un golpe muy duro para mí, sobre todo cuando piensas que eras la mejor mujer del mundo, que solo merecías cosas buenas, excepto un pago como este. Tus sueños, tus mayores deseos, tu futuro solo parece vacío e incierto.
Solo ves desesperación, oscuridad, sufrimiento, el dolor aumenta cada día, el mal se agrava, el abuso, nuestros hijos sufren, etc.

Pero tenía dos opciones: La primera, pasé esta prueba en el mundo y me dejé llevar por mis emociones (odio, amargura, depresión, venganza).

O pasaría esta prueba de la mano de Dios y lo dejaría luchar por mí (Confianza, seguridad, Fe, Amor, Esperanza).

¡Gracias a Dios tomé la mejor decisión!
Así que comencé mi viaje en busca de la verdad, ¡¡y me liberó !!
Dios me puso consejeros, dejé a mis amigos, guardé silencio, oré, ayuné, mantuve vigilias, monté mi propia sala de guerra y Dios me permitió encontrar este precioso grupo dirigido por la hermana Ana Nava. en sus planes, porque aquí es donde aprendí y reconocí que mi matrimonio no tenía el fundamento adecuado, porque Cristo estaba muy lejos de nosotros.

Gracias a todos los estudios de Restauración Matrimonial de este grupo: principios bíblicos, oraciones de alto nivel espiritual, oraciones de sanación del alma, aprendí que mi verdadero enemigo no era mi esposo y que mi insensatez e idolatría derribaron mi casa.

Entonces, de la mano de las promesas de Dios escritas en su palabra, con Fe, Amor, Esperanza, déjame llevar por mi Amado y ahora Él ocupa el lugar que le corresponde en mi vida.

Oseas 2:14 Voy a enamorarla El la llevará al desierto y le hablaré a su corazón
Jesús, logré cautivar mi corazón ahora sé que con Él lo tengo todo, ya no miro hacia atrás, no le guardo rencor a mi esposo, aprendí a perdonarlo.

Dios sanó mi corazón y oro para que mi esposo y la otra persona puedan encontrar al mismo Dios que llena mi vida con gozo y paz a diario y puedan experimentar libertad, amor y perdón en sus vidas.

¡¡¡Lo que Dios unió, el hombre no lo puede separar !!! San Mateo 19: 6

Es un mandato que pronto llegará a la manifestación porque su palabra es Sí y Amén en Él !!!! Tu palabra es mi garantía !!!
Los que siembran con lágrimas, con regocijo segarán Salmos 126: 5 ¡¡¡Así será !!!

¿Hay algo imposible para Dios? Jeremías 32:27

Ahora sólo espero en Él, y sé que el premio está cerca y lo estoy esperando, porque sé que mi Amado apresura su palabra para ponerla en práctica. Jeremías 1:12
Los bendigo Mis Amados y los animo a seguir perseverando.
¡¡¡Lo ha dicho y lo hará !!!! ¡¡¡¡¡Ha hablado y cumplirá !!!!

Testimonio de sanación del alma / Ángela

Hace 28 años que estoy casada, hace 3 años mi esposo se fue de casa para vivir con otra mujer. Como todos los que pasamos por esta situación, quería morir; Luché, grité, lloré, reclamé, pero nada funcionó, mi esposo se mudó más lejos. Tuvo una hija con la otra mujer y perdió todo interés en su familia.

No me mantengo económicamente. El primer año y por la misericordia de Dios pude sobrevivir. Llegué al punto de quedarme sin servicios básicos por falta de pago. Mi casa estaba a punto de arder e incluso sin conocer a Dios, Él me protegió. Mi esposo no se cansaba de repetirme que no me amaba y que con quien quería vivir para siempre era esa dama.

Mi única compañía era mi hija, ya que mis dos hijos tenían cada uno su propia casa. Mi esposo fue objeto de mi idolatría, le supliqué su amor y solo recibí el rechazo. Una vez que me convertí a Cristo, comencé a buscar en internet ayuda para la restauración, leí el libro como Dios quiere y va a restaurar mi matrimonio, también entré al ministerio y poco a poco fui cambiando, de ser esa mujer que acosado a mi marido con reclamos ahora soy una esposa que no reclamo. Rezo por él y por la otra mujer todos los días.

Espero en Dios que haga su obra perfecta. Mi esposo ya no me grita que no me ama, por supuesto que no me dice que me ama y yo tampoco le pido, solo sigo confiando en Dios que también está obrando en el corazón de mi esposo. En este momento hizo algo que hace tiempo que no hace y es que me escribió para desearme buenas noches y este mensaje lo acompañó con esto.

Me gusta el detalle pero no como antes, ahora era diferente. Sé que Dios está tratando tanto con mi esposo como conmigo. Ha sido muy difícil aceptar que vive con otra persona, pero no fue imposible. Aprendí a controlarme y a no reprochar. Comprendí que mi esposo debía ser moldeado y transformado y luego regresar a casa.

Testimonio de sanación del alma / anónimo

Llevo un año en este proceso. Cuando eso comenzó, todo lo que hice fue refugiarme en Dios; Oración, ayuno y lectura de la palabra. Lo hice a mi manera porque no tenía orientación, hasta que me encontré con este grupo.

Siguiendo la guía de la hermana Ana, al mes siguiente le agradecí a mi AMADO Padre Celestial porque estoy convencida de que Él lo ha permitido con un propósito para mi vida y para la vida de mi esposo. Después de 2 meses entregué a mi esposo totalmente en manos de Dios. Ya no estaba espiando en su Facebook, ya no estaba pendiente si estaba en línea o no. Las pocas veces que vino a la casa no exigió nada, no pidió nada.

Cuando estuve segura de que mi esposo vivía con la mujer extraña, comencé a orar por ella también. Me aferré más al Padre Celestial y a todas sus promesas de restauración: es un proceso en el que día a día tomo la decisión de perdonar.

Gracias a los estudios impartidos en este grupo y a las oraciones que nos ha enseñado Sor Ana, mi corazón está libre de amarguras. Ya no hay desesperación, ira, ira, celos.

Gracias a Dios no caí en la trampa del enemigo de revelar mis problemas maritales (consejo de la hermana Ana) a nadie más que a algunas hermanas que eran miembros de este grupo que necesitaban conocer mi situación para poder ayudarme. Cada vez que tenía la tentación de llamar a mi esposo, me arrodillaba ante Dios y se lo decía.

Actualmente sigo de la mano de mi Amado Celestial, confiando en sus promesas y en su voluntad que es Agradable y perfecta. Está escrito en su palabra que lo que Dios une al hombre no lo separa. Confío en mi Padre Celestial y sé que tomado de la mano de Él, de los estudios dados en este grupo y del consejo de su administrador y algunos líderes, mi matrimonio pronto será restaurado en el nombre de Jesús Todopoderoso.

Contenido