INTERPRETACIÓN BÍBLICA DE SUEÑOS Y VISIONES

Biblical Interpretation Dreams

visión y sueños en la Biblia

Interpretación de sueños y visiones. Toda persona sueña. En la época de la Biblia, la gente también tenía sueños. Esos eran sueños ordinarios y también sueños especiales. En los sueños descritos en la Biblia, a menudo hay un mensaje que el soñador recibe de Dios. La gente en la época de la Biblia creía que Dios podía hablarle a la gente a través de los sueños.

Sueños bien conocidos de la Biblia son los sueños que tuvo José. También tuvo el don de explicar sueños, como el sueño del donante y el panadero. También en el Nuevo Testamento leemos que Dios usa los sueños para aclarar las cosas a las personas. En la primera congregación cristiana, los sueños se veían como una señal de que el Espíritu Santo estaba obrando.

Sueños en el tiempo de la Biblia

En los días de la Biblia, la gente también soñaba hoy. 'Los sueños son mentiras'. Esta es una afirmación bien conocida y, a menudo, es cierta. Los sueños pueden engañarnos. Eso es ahora, pero la gente también lo sabía en la época de la Biblia. La Biblia es un libro sobrio.

Advierte contra el engaño de los sueños: “Como el sueño de alguien que tiene hambre: sueña con la comida, pero todavía tiene hambre cuando se despierta; o de alguien que tiene sed y sueña que está bebiendo, pero todavía tiene sed y se seca al despertar (Isaías 29: 8). La opinión de que los sueños no tienen mucho que ver con la realidad también se puede encontrar en el Libro de Eclesiastés. Dice: Las multitudes conducen a la ensoñación y mucha charla a balbucear y las palabras soñadoras y vacías son suficientes. (Eclesiastés 5: 2 y 6).

Pesadilla en la Biblia

Los sueños aterradores, las pesadillas, pueden causar una profunda impresión. Las pesadillas también se mencionan en la Biblia. El profeta Isaías no habla de una pesadilla, sino que usa la palabra miedo al miedo (Isaías 29: 7). Job también tiene sueños de ansiedad. Dice sobre eso: Porque cuando digo, encuentro consuelo en mi cama, mi sueño aliviará mi dolor, entonces me sobresaltas con sueños,
y las imagenes que veo me asustan
(Job 7: 13-14).

Dios se comunica a través de los sueños.

Dios habla a través de sueños y visiones. .Uno de los textos más importantes sobre cómo Dios puede usar los sueños para ponerse en contacto con las personas se puede leer en Números. Allí Dios les dice a Aarón y Miriam cómo se comunica con la gente.

Y descendió el SEÑOR a la nube, y se paró a la entrada de la tienda, y llamó a Aarón y a Miriam. Después de que ambos se adelantaron, Él dijo: Escucha bien. Si hay un profeta del SEÑOR contigo, me daré a conocer a él en visiones y le hablaré en sueños. Pero con Moisés mi siervo, en quien puedo confiar plenamente, trato de manera diferente: hablo directamente, con claridad, no en acertijos con él, y él mira mi figura. ¿Cómo, entonces, te atreves a hacer comentarios a mi siervo Moisés? N (Números 12: 5-7)

Dios habla con la gente, con los profetas, a través de sueños y visiones. Estos sueños y visiones no siempre son claros, por lo que se presentan como acertijos. Los sueños deben quedar claros. A menudo piden una explicación. Dios trata con Moisés de una manera diferente. Dios le predica directamente a Moisés y no a través de sueños y visiones. Moisés tiene una posición especial como persona y líder del pueblo de Israel.

La interpretación de los sueños en la Biblia.

Las historias de la Biblia cuentan los sueños que la gente tiene . A menudo, esos sueños no hablan por sí mismos. Los sueños son como acertijos que deben resolverse. Uno de los intérpretes de sueños más famosos de la Biblia es José. También ha recibido sueños especiales. Los dos sueños de José son sobre las gavillas que se inclinan ante su gavilla y sobre las estrellas y la luna que se inclinan ante él. (Génesis 37: 5-11) . No está escrito en la Biblia si él mismo sabía entonces lo que significaban estos sueños.

En la continuación de la historia, Joseph se convierte en quien explica los sueños. José puede explicar los sueños del dador y el panadero. (Génesis 40: 1-23) . Más tarde también le explicó sus sueños al faraón de Egipto. (Génesis 41) . La interpretación de los sueños no proviene del propio José. José dice al dador y al panadero: La interpretación de los sueños es un asunto de Dios, ¿no es así? Dime esos sueños algún día (Génesis 40: 8). José puede explicar los sueños a través de las impresiones de Dios .

Daniel y el sueño del rey

En la época del exilio babilónico, fue Daniel quien explicó el sueño del rey Nabucodonosor. Nabucodonosor es crítico con los descifradores de sueños. Afirma que no solo deben explicar el sueño, sino que también deben decirle lo que soñó. Los intérpretes de sueños, los magos, los encantadores, los magos de su corte no pueden hacer eso. Temen por sus vidas. Daniel puede transmitir el sueño y su explicación al rey a través de la revelación divina.

Daniel es claro en lo que le informa al rey: Ni sabios, encantadores, magos ni futuros predictores pueden revelarle el misterio que el rey quiere comprender. Pero hay un Dios en el cielo que revela misterios. Le ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que sucederá al final de los tiempos. El sueño y las visiones que te vinieron durante el sueño fueron estos (Daniel 2: 27-28 ). Entonces Daniel le dice al rey lo que soñó y luego Daniel le explica el sueño.

Interpretación de los sueños por incrédulo

Tanto José como Daniel indican en la interpretación de los sueños que la interpretación no proviene principalmente de ellos mismos, sino que la interpretación de un sueño proviene de Dios. También hay una historia en la Biblia en la que alguien que no cree en el Dios de Israel explica un sueño. La interpretación de los sueños no está reservada a los creyentes. En Richteren está la historia de un pagano que explica un sueño. El juez Gedeón, que escucha en secreto, se siente animado por esa explicación (Jueces 7: 13-15).

Soñando en el evangelio de Mateo

No solo en el Antiguo Testamento Dios habla a las personas a través de los sueños. En el Nuevo Testamento, José es el prometido de María, nuevamente un José, que recibe instrucciones del Señor a través de los sueños. El evangelista Mateo describe cuatro sueños en los que Dios le habla a José. En el primer sueño, se le indica que tome a María, que estaba embarazada, por esposa (Mateo 1: 20-25).

En el segundo sueño se le aclara que debe huir a Egipto con María y el niño Jesús (2: 13-15). En el tercer sueño se le informa sobre la muerte de Herodes y que puede regresar a Israel sin peligro (2: 19-20). Luego, en un cuarto sueño, José recibe la advertencia de no ir a Galilea (2:22). Entre conseguirlos sabios de orienteun sueño con la orden de no volver a Herodes (2:12). Al final del evangelio de Mateo, se menciona a la esposa de Pilato, quien en un sueño sufrió mucho por Jesús (Mateo 27:19).

Soñando en la primera iglesia de Cristo

Después de la muerte y resurrección de Jesús, no es que no salgan más sueños de Dios. El primer día de Pentecostés, cuando se derrama el Espíritu Santo, el apóstol Pedro da un discurso. Interpretó el derramamiento del Espíritu Santo como lo predijo el profeta Joel: Lo que está sucediendo aquí ha sido anunciado por el profeta Joel: Al final de los tiempos, Dios dice, derramaré mi espíritu sobre toda la gente. Entonces tus hijos e hijas profetizarán, los jóvenes verán visiones y los ancianos soñarán rostros.

Sí, derramaré mi espíritu sobre todos mis siervos y siervos en ese momento, para que profeticen. (Hechos 2: 16-18). Con el derramamiento del Espíritu Santo, los ancianos verán rostros de sueños y visiones de jóvenes. Pablo fue guiado por el Espíritu de Dios durante sus viajes misioneros. A veces, un sueño le daba la pista a dónde debía ir. Entonces Pablo soñó con un hombre de Macedonia llamando a él: ¡Cruza a Macedonia y ven en nuestra ayuda! (Hechos 16: 9). En el libro bíblico de los Hechos, los sueños y las visiones son una señal de que Dios está presente en la iglesia a través del Espíritu Santo.

Contenido