¿Qué significa cuando tu esposa no quiere que la toques?

What Does It Mean When Your Wife Doesn T Want You Touch Her

¿Qué significa cuando tu esposa no quiere que la toques?

El lenguaje del cuerpo es muy expresivo y comunicativo en el plano del amor de la relación. La distancia física puede estar relacionada con la distancia emocional. Si está pasando por una situación así, puede preguntarse: ¿Por qué mi pareja no me toca? Podemos ayudarte a encontrar la respuesta a esta y otras preguntas relacionadas como la falta de deseo íntimo en tu pareja o el rechazo que te muestra en la intimidad.

8 razones por las que tu pareja no te toca

  1. Estrés. El ritmo de la vida moderna, marcado por los compromisos constantes y la urgencia del apuro que marca el ritmo del trabajo y otras obligaciones, puede afectar el estado de ánimo de los afectados. El estrés puede activarse apatía personal. El estrés influye en el deseo ya que cuando una persona atraviesa una situación de esta naturaleza tiene una visión reduccionista de la realidad. Sus pensamientos se centran principalmente en el motivo de la preocupación que le afecta o en ese tema que quiere resolver. Concentre toda su energía en ese objetivo.
  2. Peso rutinario en la relación. Eso es aburrimiento. La monotonía puede producir mucho sufrimiento a nivel psicológico; la rutina puede matar la pasión en la pareja si los protagonistas no toman la iniciativa de integrar el factor sorpresa en el amor.
  3. Baja autoestima. Por ejemplo, una persona que tiene un complejo físico que condiciona su autoconcepto se proyecta a sí mismo como poco atractivo para el otro. Es decir, proyecta su inseguridad a través del lenguaje corporal.
  4. Infidelidad. Si tu pareja no te toca y no te busca sexualmente, también puede mostrar una situación de estas características. Sin embargo, para que esta sea la causa del caso, esta pista debe ir acompañada de otros componentes. Por ejemplo, está cambiando hábitos y ausencias prolongadas sin una justificación lógica y creíble. Puede suceder que la persona no haya materializado la infidelidad, pero esté enamorada de una tercera persona y haya perdido el interés por su pareja.
  5. Problemas de comunicación y crisis de pareja. Una crisis provoca sufrimiento porque la pareja siente la incertidumbre de no saber cómo evolucionará esa historia de amor. Cuerpo y mente interactúan regularmente, también enamorados. De esta forma, el cuerpo puede somatizar los bloqueos, sentimientos contradictorios y nudos emocionales de una situación que produce un peso psicológico. Así como una pareja comunica de forma natural su amor a través del poder de una caricia, por el contrario, quienes tienen un distanciamiento emocional debido a un desacuerdo pueden sentir que entre ellos existe una barrera que genera el rango. Y esta falta de contacto físico es un reflejo de esa distancia.
  6. El efecto secundario del tratamiento médico. La salud también influye en el deseo sexual y, en este caso, la falta de deseo trasciende la propia voluntad. Por ejemplo, esto puede suceder si una persona sufre de depresión severa. En este caso, el propio experto puede informar al paciente sobre los efectos secundarios de su condición.
  7. Mantener un secreto. Un secreto que quiere contarte pero no sabe cómo hacerlo. Esto produce una tensión psicológica y una contradicción constante. Por ejemplo, podrías considerar que la relación entre los dos ya terminó, pero no te atreves a materializar el paso de tomar la decisión.
  8. Miedo a la privacidad. Su pareja puede rechazarlo íntimamente como resultado de una experiencia negativa previa que le ha causado frustración.

Cómo encontrar una solución a la falta de deseo

Lo más importante es que trates de identificar la causa de por qué tu pareja no te toca o no te busca íntimamente, ya que, dependiendo del motivo que produzca este hecho, el contexto es uno u otro diferente. Por ejemplo, la situación es diferente cuando está motivada por el estrés o la ansiedad cuando esta circunstancia es provocada por la infidelidad ya que la causa también produce consecuencias que afectan a la pareja de una forma u otra.

Intentar habla con tu pareja , en un tono de confianza. Si cree que ambos necesitan ayuda para reorientar la situación, pueden proponerse buscar asesoramiento profesional. Sin embargo, para que este paso sea útil, ambos deben estar de acuerdo en dar el paso ya que nadie puede ayudar a nadie que no quiera recibir esta ayuda.

Sin embargo, también es aconsejable intentar fomenta tu introspección con respecto a la situación. No puedes conocer las respuestas que solo tu pareja definitivamente puede darte. Sin embargo, puedes reflexionar sobre la situación de la forma en que la has vivido. Por ejemplo, ¿cuándo ocurrió el cambio entre ustedes? ¿Y qué crees que fue lo que pasó en ese momento para vivir este punto de inflexión? Intenta viajar mentalmente a ese momento para valorar diferentes factores que podrían afectar la relación.

Este artículo es puramente informativo ; en Redargentina, no tenemos poder para hacer un diagnóstico o recomendar un tratamiento. Lo invitamos a acudir a un psicólogo para discutir su caso particular.

Contenido