¿Cuál es la importancia de las montañas del Cáucaso en la Biblia?

What Is Importance Caucasus Mountains Bible

¿Montañas del Cáucaso en la Biblia?

Los armenios fueron los primeros en adoptar el cristianismo como religión nacional, por tradición en el 301 d.C. El territorio armenio no está tan alejado geográficamente de Tierra Santa donde Jesús predicó y fue crucificado. De hecho, existe una tradición de un rey Abgar de Edessa (más tarde Urfa, Şanlıurfa en Turquía hoy) que intercambió cartas con Jesús, invitándolo a visitarlo y realizar sus maravillas allí.

Jesús prometió enviar a alguien de entre sus seguidores y, de hecho, según los hechos registrados en la Biblia, dos de los apóstoles, Tadeo y Bartolomé, son considerados como los que difundieron la palabra de Dios en el norte, en Anatolia, Asia Menor y hacia el Montañas del Cáucaso .

¿Has visto a Kilian Jornet? El tío ha escalado el Everest dos veces en seis días. Voy a tener que hacer montañas más altas o terminarás llevándote mi creación apedreando ¡Qué tiempos esos cuando cualquier pequeña montaña te llenaba de respeto y admiración! Los dioses griegos vivían en el Olimpo y en el monte Fuji el mundo terrenal estaba separado del espiritual. En mi religión no somos diferentes. Si miras, las cosas más importantes de la Biblia suceden en una colina. Hoy les traigo el montañoso ranking de la Biblia:

7. Monte Ararat.

Según la Biblia, es la montaña donde encalló el Arca de Noé. Fue el colofón de esa hermosa historia en la que decidí exterminar a toda la humanidad, niños incluidos, y salvar las garrapatas. Yo soy tan.

6. Monte Moriah.

Es la montaña en la que decidí gastar esa broma con Abraham. Sí, cuando le ordené que matara a su propio hijo. ¡Y el tío va y me escucha! Por suerte lo detuve a tiempo, el tipo estaba loco. Dicen que las tres grandes religiones, el islam, el judaísmo y el cristianismo descienden de Abraham, un tipo que escuchó voces que le decían que matara a su hijo. Eso explica toda la historia posterior de la humanidad.

5. Monte Sinaí.

Es la montaña donde le di los mandamientos a Moisés. Tuve que dárselas dos veces porque al principio las estamparon en el suelo y las rompieron. Lástima, porque la Biblia dice que fueron escritas con mi letra. Dicté las segundas tablas, que ya estaba cansado de escribir (te habla un tipo que solo trabajó seis días), así que te quedaste sin saber si es verdad que Dios escribe recto con líneas torcidas.

4. Monte Nebo.

Desde su cima le mostré a Moisés la Tierra Prometida. La dejé ver pero no la dejé entrar, y que el pobre llevaba cuarenta años guiando a mi Pueblo Elegido en su búsqueda. ¿Y sabes por qué lo castigué con tanta crueldad? Porque una vez golpeó una roca dos veces con su bastón mágico en lugar de una. ¡Dios es llamado una vez, dos veces es molesto!

3. Monte Tabor.

Allí puse tiros lejanos, me transfiguré. Fue un día que subí con mis mejores compañeros, Pedro, Santiago y Juan, y no sé qué fumarían allá arriba, pero dicen que de repente me vieron brillar y que Moisés y Elías bajaron del cielo. charlar un rato.

2. La montaña donde di el sermón.

Fue mi famoso Sermón de la Montaña. Algunos dicen que lo pronuncié en un llano, pero la Biblia lo llama desde la montaña para darle más categoría. En él pronuncié mis famosas Bienaventuranzas, donde expliqué que era genial ser humilde y pobre. Los poderosos aplaudieron con sus oídos, hicieron inundar el rebaño. Y así hasta hoy.

1. Monte Calvario.

Y, por supuesto, terminé mis días en otra montaña. Sí, ahí es donde me crucificaron. ¡Deja a uno la carpintería porque está harto y acaba atrapado en un árbol! Por supuesto, en una colina y con vistas.

Contenido